Arreglo de la Haya: protección internacional a dibujos y modelos industriales

imagen del articulo

La principal ventaja del sistema de La Haya es que se puede registrar los dibujos y modelos de una forma sencilla, no costosa y con el mínimo de formalidades. Como el registro se puede hacer en el idioma origen de la empresa o contratante del sistema.

El Sistema de la Haya es un registro internacional de dibujos y modelos industriales, que permite darle protección a este tipo de producción intelectual en varias regiones y países en el mundo adheridas al acuerdo. Este sistema forma parte del Arreglo de la Haya, puesto en marcha en 1925 y actualizado en dos ocasiones en 1960 con el Acta de La Haya y en 1999 con el Acta de Ginebra.

La adhesión de México al sistema

México se adhirió al Acta de Ginebra el 6 de marzo de 2020, con esto se convierte en el primer país de Latinoamérica en unirse al Sistema de la Haya. A partir de esta fecha las empresas mexicanas podrán proteger sus diseños y dibujos industriales en los 89 países miembros, esto mediante una sola solicitud internacional y un pago.

Con este sistema se evitan las solicitudes para el registro de los materiales en cada país donde se deseen proteger, se pueden registrar hasta 100 dibujos.

Ventajas del sistema

La principal ventaja es que se puede registrar los dibujos y modelos de una forma sencilla, no costosa y con el mínimo de formalidades. Como el registro se puede hacer en el idioma origen de la empresa o contratante del sistema, no hay la necesidad, como ya se dijo anteriormente, de hacer la solicitud en todos los lenguajes que componen el acuerdo.

¿Requisitos para la solicitud?

Partiendo de lo que indica el Artículo 32 de la Ley de Propiedad Industrial, los diseños industriales son:

I.- Los dibujos industriales son toda combinación de figuras, líneas o colores que se incorporen a un producto industrial con fines de ornamentación y que le den un aspecto peculiar y propio, y

II.- Los modelos industriales, constituidos por toda forma tridimensional que sirva de tipo o patrón para la fabricación de un producto industrial, que le dé apariencia especial en cuanto no implique efectos técnicos.

Se debe presentar la solicitud de registro directamente en la página de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI). El pago de los derechos se puede hacer mediante transferencia bancaria a la cuenta de la OMPI.

La comunicación con la OMPI se puede hacer mediante correo normal, la dirección se encuentra en el manual en español disponible en su página electrónica: https://www.wipo.int/export/sites/www/hague/es/guide/pdf/hague_guide.pdf

En los documentos que se envíen a la OMPI deben ir una lista y con especificaciones de qué documentos se envían la Organización.

Duración del registro y renovación

El registro dura 5 años, con opción de renovarlo por 5 años más. Los periodos de renovación se pueden extender conforme a los acuerdos que las partes contratantes tengas con la Organización, es decir, cada país pone un límite en los años que se puede proteger los diseños. Los lapsos van de los 15 hasta los 25 años según el Acta del Arreglo de la Haya de 1960. La lista donde se señalan los periodos de tiempo está disponible aquí: https://www.wipo.int/hague/es/declarations/declarations.html

Los tratados que México cumple con esta adición

Con la entrada en vigor del Acuerdo de la Haya en México, el país cumple los compromisos adquiridos con el T-MEC, el Tratado de Libre entre México, Estados Unidos y Canadá, además de cumplir con la modernización del Tratado de Libre Comercio entre México y la Unión Europea (TLCUEM).

Este tipo de registros proporciona a las empresas seguridad y protección sobre sus creaciones, además de fomentar su expansión en otras regiones y apoyar la innovación tecnológica. En Contacta Abogado® tenemos a los mejores especialistas en Propiedad Industrial y Derecho Corporativo. Obtén la mejor asesoría para solucionar tus asuntos legales.

Fuentes: https://www.gob.mx/impi/articulos/mexico-se-adhiere-al-arreglo-de-la-haya-216428

icono like
Me gusta

Anti corrupción

Propiedad intelectual

Propiedad industrial

Compartir

Compartir