imagen de perfil

Autor: Lic. Jorge R Paredes Mena

Ver perfil

icono

Sede no definida

Derecho fiscal

Peritos traductores

Derecho civil

Ver más áreas

0 Estrellas

0 Opiniones

¿Por qué contratar una póliza de renta?

imagen del articulo

Una buena póliza de renta es una herramienta que ayuda a los propietarios e inquilinos a que todo se desarrolle dentro del marco legal para ambos, pues si bien protege al propietario, también lo hace con el inquilino.

Una frase muy común que le dicen a alguien que se dedica a rentar sus inmuebles es: “vives de tus rentas”, esto es buenísimo pues si cuentas con las propiedades para rentar esto te proveerá de recursos mensualmente que te permitirá vivir cómodamente o bien complementar el ingreso familiar.

Esto suena muy bien, pero en realidad no todo es miel sobre hojuelas, pues quienes han rentado alguna propiedad saben que en muchas ocasiones te enfrentas a diversos inconvenientes con tus inquilinos como lo es que se atrasen en el pago de la renta, que no paguen los servicios, que deterioren la propiedad, y en el mejor de los casos, entre comillas, que abandonen la propiedad de la noche a la mañana.

Incluso actualmente y de acuerdo a las reformas legales que se han venido dando existe un gran riesgo de perder tu propiedad en el caso de que tu inquilino llevare a cabo actividades ilícitas en el inmueble, de acuerdo a lo establecido en la Ley de Extinción de Dominio.

Son muchos aspectos a considerar que poco a poco van desalentando a un propietario de rentar su inmueble, pero, ¿Si no lo rento y no lo ocupo de que me sirve?

Precisamente una buena póliza de renta es una herramienta que ayuda a los propietarios e inquilinos a que todo se desarrolle dentro del marco legal para ambos, pues si bien protege al propietario, también lo hace con el inquilino.

Las llamadas pólizas de rentas, son en realidad contratos de prestación de servicios que ofrecen despachos de abogados dedicados o especializados en el tema de rentas, es decir contratas a un despacho para que te lleve de la mano desde que tienes un interesado en rentar tu inmueble, hasta que este te lo devuelva, lo mejor es que normalmente es por una cuota única.

En el mercado encontrarás muchas empresas que ofrecen diversas opciones de pólizas, que van desde muy sencillas como elaborar el contrato, investigar al inquilino y gestionar vía extrajudicial el pago de rentas en caso de incumplimiento, hasta las que te garantizan el pago de la pensión rentística.

Una buena póliza debe ofrecerte un adecuado perfilamiento del inquilino, investigación del mismo, la recuperación del inmueble de forma judicial, protección hasta la entrega del inmueble, cobranza extrajudicial y muy importante protección ante lavado de dinero y extinción de dominio.

Mucha gente en la práctica toma la mala decisión de rentar por su cuenta a veces sin contrato o con uno que bajan de internet y esto es algo que te pone en total riesgo ante el caso de incumplimiento por parte de tu inquilino o peor aun si este cometiera un delito y se viera involucrada tu propiedad.

Es importante saber que quien firma como aval u obligado solidario, debe ser solvente para en su caso poder cubrir la obligación de pago, pues si solo firma y no lo es, pude caer en responsabilidad.

Una de las ventajas al contratar una póliza de renta adecuada, es que te ahorraras dinero, tiempo y sobre todo que protegerás tu propiedad, pues si tú decides rentar sin póliza te puedes enfrentar desde que no te pague el inquilino hasta perderlo.

Si tu inquilino no te paga pese a que le requieras personalmente el pago, tendrás que contratar a un abogado que generalmente te cobrara un porcentaje del monto de las rentas que se recuperen o una cantidad fija según lo acuerden, pero si hablamos que ya estás en un tema de extinción de dominio, mínimo te cobrara un 20% del valor de tu inmueble.

Por ello es importante revisar qué cubre tu póliza, cuáles serán los costos, y que esto esté plasmado en un contrato de prestación de servicios profesionales y no solo en la publicidad.

Normalmente las empresas que ofrecen estos servicios, manejan sus costos con un tabulador, de acuerdo al monto de la renta, lo cual resulta mucho más económico y sobre todo al realizar un adecuado perfilamiento de tus inquilinos reducirás al máximo los riesgos de caer en un tema legal o de incumplimiento.

Ahora bien, ¿Quién paga el costo de la póliza?, normalmente el inquilino, pues es una garantía que le otorga al propietario, además de lo que normalmente se pide que es el monto equivalente a una renta como depósito, un aval con inmueble o bien un obligado solidario y en casos muy especiales que no se cuente con esto se firman pagares para garantizar la obligación de pago.

Es importante saber que quien firma como aval u obligado solidario, debe ser solvente para en su caso poder cubrir la obligación de pago, pues si solo firma y no lo es, pude caer en responsabilidad.

El monto que se retiene por concepto de depósito, en ningún caso debe considerarse o tomarse para el pago de la última renta como en ocasiones lo estilan pedir los inquilinos, pues este depósito es para garantizar algún daño que pueda sufrir el inmueble, deterioro anormal por un mal uso o bien para cubrir el pago de servicios no pagados por el inquilino, y en caso de no usarse este depósito deberá devolverse en un periodo de 45 a 60 días posterior a que termine el arrendamiento.

Es muy importante exigir a tu inquilino el comprobante de pago de los servicios como luz, agua, teléfono y/o cualquier otro con que cuente el inmueble, cada que corresponda el pago de acuerdo a la periodicidad que corresponda, pues te evitará el que se acumulen adeudos al final del arrendamiento.

Otro tema de suma importancia y que la mayoría de los propietarios trata de evitar es la emisión de facturas a tu inquilino, pues se cree debes pagar un dineral al Fisco por estos conceptos, sin embargo, no es así, incluso existen beneficios fiscales en el pago de impuestos por concepto de rentas.

Por el contrario, te puedes meter en mayores problemas al no emitir el Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) o factura, ya que la consecuencia es en primer lugar que, si tu inquilino incumple en el pago y tienes que demandar, no podrás recuperar las rentas vencidas y por otro lado te puedes hacer acreedor a una multa por evasión de impuestos pues el juez al detectar esto tiene obligación de informarlo al Fisco.

Otro punto de vital importancia es que tu propiedad esté debidamente escriturada e inscrita ante el Registro Público de la Propiedad, pues si por alguna causa tu inmueble se ve involucrado en un tema de extinción de dominio y no tienes el debido título que te ampare como dueño, lo más seguro es que pierdas el inmueble.

Como te podrás dar cuenta son muchos aspectos a considerar al momento de rentar un inmueble y los riesgos se van sumando, por ello es importante que tomes en cuenta la contratación de una póliza de renta adecuada y que sea uno de los requisitos preestablecidos al momento de ofrecer tu inmueble en arrendamiento.

En Contacta Abogado® encontraras a los especialistas en temas de arrendamiento que te brindaran la asesoría y acompañamiento de manera profesional, para que estés totalmente protegido, de la mano con sus aliados comerciales como lo es polizaderentas.com.



icono like
2 Me gusta

Derecho civil

Derecho inmobiliario

servicios legales

notarios

Compartir

Compartir