imagen de perfil

Autor: Mtro. JOSE DAVID CONTRERAS NUÑEZ

Ver perfil

icono

Sede no definida

Negligencia médica

Derecho mercantil

Derecho familiar

Ver más áreas

5.0 Estrellas

4 Opiniones

¿Por qué es importante el derecho?

imagen del articulo

El Derecho es importante porque es algo que nos define como individuos de una sociedad, nos da libertades, pero también restringe a los otros ante las libertades que tengo yo como individuo, porque todos debemos respetar a todos, el derecho es la fórmula de la conducta humana.

“El Derecho consiste en tres reglas o principios básicos: vivir honestamente, no dañar a los demás y dar a cada uno lo suyo. Es el arte de lo bueno y lo equitativo”.

Ulpiano (170-228 A.C.)


Como abogados, como profesionistas, como personal humano que crea, interpreta, aplica y ejecuta la norma, es muy fácil decir que el Derecho es importante, por el solo hecho de decir que de él vivimos y mediante su ejercicio logramos obtener el pan de cada día, pero ¿Cómo logramos expresarles a los demás? Los apáticos del Derecho, ¿Qué es importante también para ellos? ¿Qué deben saber los derechos y obligaciones que intervienen en su actividad o ejercicio de profesión? y ¿Cómo es que cada acto que realice se debe realizar conforme la norma?

¿Qué se hace para que una persona tenga una percepción diferente de lo que es el Derecho y su importancia para tener una sociedad civilizada? Podemos partir de lo básico, explicándole cómo es que se da el Derecho y la historia del mismo, pero ni nosotros como estudiosos del Derecho, no podemos definir el momento exacto en el que surgió la primera ley, la primera norma de derecho vigente y positivo, pero de lo que sí estamos seguros es que el Derecho surgió desde que dos personas comenzaron a tener convivencia, a compartir un mundo, a buscar la forma en cómo convivirían en paz, conforme la convivencia se fue dando, se comenzaron a establecer reglas, que fueron definidas bilateralmente, ambos acordaron dichas normas de convivencia, que se fueron haciendo una costumbre, y posteriormente se volvieron reglas comunes de convivencia entre los demás sujetos convivientes en la sociedad, volviéndose de una costumbre o regla de convivencia, a una ley, algo que a todos aplica por igual, todo esto tuvo que pasar para definir, desde la creación de la propia teoría del estado.

Se comenzaron a crear grupos que perseguirían las mismas reglas, normas de conducta, que aplicaban para todos y si, en algún momento, otro sujeto llegaba a este grupo conformado, tendría que seguir las mismas normas, pero, ¿Qué pasaba si este no seguía las normas? ¿Qué ocurría si él tenía otra concepción de lo que es la convivencia y de lo que eran las reglas de convivencia con aquel grupo del cual pertenecía?

Pasamos entonces a las normas de derecho positivo, ya que se establecen cuerpos normativos más complejos, y forman parte del Derecho vigente, el Derecho que en ese tiempo era aplicable.

El no acatar las normas no tendría que atenderse como un simple desacato, tendrían que hacer castigos y repercusiones, antes de que todos los demás del grupo puedan darse cuenta que si esas normas de convivencia no se respetaban, no habría algún castigo, y la tranquilidad y paz que se había formado de ese grupo se perdería fugazmente, de ahí es que surgió ese ente regulador como lo es el estado, figura, el ente castigador al cual primer surgió como alguien que, ya sea por mandato divino o por concilio del grupo, se encargaría de hacer velar que las reglas del grupo se acaten, y de los castigos que llegaran a imponerse si los individuos no acataban dichas conductas, con tal de conseguir la tranquilidad del grupo, se sujetaron, por un contrato social impalpable, a la voluntad y sometimiento de un vigilante, un castigador, un ente que poco a poco fue tomando más poder y haciéndose de una investidura más y más representativa, como lo fue, el gobierno.

Poco a poco los elementos se fueron dando hasta llegar a la creación del estado, pero todo esto con tal de obtener algo para los que formaban parte de este, el bien común. Este estado debía reconocer los derechos y libertades mínimas de cada uno de sus individuos, y sin olvidar que formaban parte del colectivo; este tuvo que reconocer, por medio de todos sus individuos, derechos mínimos y fundamentales que debía de hacer guardar y respetar entre todos los individuos, como lo fueron los derechos naturales, que son los derechos universales que derivan de la propia naturaleza humana, como son la libertad, el trabajo, la familia, el nacimiento, entre otros; y conforme la evolución del estado, y este cada vez más grande y formado por más individuos, que hacía más complicada la labor de difundir los derechos fundamentales o naturales, torno, conforme a la complejidad del estado y su evolución, a evolución en cuanto a sus normas, también estas se vuelven más complejas, por lo que pasamos de las normas mínimas de convivencia, a normas planeadas y ajustadas a la realidad del estado, cada estado evoluciona diferente, y cada norma se debe de ajustar a dicha sociedad.

Pasamos entonces a las normas de derecho positivo, ya que se establecen cuerpos normativos más complejos, y forman parte del Derecho vigente, el Derecho que en ese tiempo era aplicable. Pero conforme la sociedad crece, tienden a hacer diferencias entre lo que creen y lo que deben hacer, entre lo que son las normas divinas y lo que son las normas del hombre, entre los castigos y sanciones de las divinidades y los castigos y sanciones establecidas de los hombres para los hombres, por lo que comienzan a dividir entre las normas religiosas y las propias normas jurídicas, y se va dando la línea marcada de diferencia entre ambas, tanto en la trascendencia de dichas normas, como en los castigos de ellas.

El estado comienza a marcar mayor distancia entre lo que es la divinidad de lo terrenal, el estado hace lo suyo. la trascendencia del Derecho se ha visto a lo largo de los años, y como han ido evolucionando las sociedades y su complejidad en cuanto a sus normas, como se han estado dividiendo, marcando y definiendo, tanto que actualmente las normas de tinte moral social y religioso no guardan semejanzas tan marcada, lo único que hacen es definir la conducta del individuo, pero una tiene repercusiones con el propio estado al cual nos sujetamos como parte de este, o solo hacia las personas en cuanto a la forma que llegarían a cambiar su percepción de ti, o de lo que tu dios o divinidad creía de ti, o hasta en introspección, lo que uno piensa de sí mismo. Pero después de todo esto, podríamos respondernos la pregunta del inicio, ¿POR QUÉ ES IMPORTANTE EL DERECHO? Es importante porque es algo que nos define como individuos de una sociedad, nos da libertades, pero también restringe a los otros ante las libertades que tengo yo como individuo, porque todos debemos respetar a todos, el derecho es la fórmula de la conducta humana, de sus relaciones para con los demás, y con las propias instituciones que se crean con él, es el camino que nos ayuda a buscar lo que el fin de estado busca desde el inicio del mismo, EL BIEN COMUN, para todos.



icono like
12 Me gusta

Derecho civil

Derecho penal

Derecho mercantil

Derecho familiar

Derecho laboral

Derecho de seguridad social

Derecho constitucional

Derechos humanos

Derecho fiscal

Derecho administrativo

Derecho corporativo

Derecho de la propiedad intelectual

Derecho energético

Derecho en telecomunicaciones

Defensa del consumidor

Derecho aduanero

Derecho agrario

Derecho ambiental

Derecho migratorio

Derecho bancario

Derecho canónico

Derecho deportivo

Derecho educativo

Derecho electoral

Derecho informático

Derecho inmobiliario

Derecho marítimo y aeronáutico

Derecho militar

Derecho minero y petrolero

Derecho municipal

Derecho tributario

Derecho urbanístico

despacho de abogados

buffet de abogados

abogados en línea

barra de abogados

bufete abogados

abogados empresas

asesoramiento jurídico

abogados especializados

abogado digital

Compartir

Compartir