imagen de perfil

Autor: Lic. Blanca Patricia López Jiménez

Ver perfil

icono

Sede no definida

Derecho inmobiliario

Derecho civil

Amparo

Ver más áreas

0 Estrellas

0 Opiniones

Contratos, convenios y prácticas empresariales

imagen del articulo

Un contrato se define como aquel acuerdo de voluntades entre dos o más personas para producir o transferir derechos y obligaciones.

En la gestión de una empresa es muy importante mantener buenas prácticas, tener tus contratos con proveedores y clientes en perfecto orden y los convenios bien claros. Contar con asesoría legal especialidad para que todo en tu empresa marche bien, es fundamental. A continuación, te damos unos consejos para lograrlo.

Una base sólida hace crecer a una empresa

Aunque parezca obvio, es muy importante conocer los fundamentos de la administración, en este caso, debes tener bien claro lo que es un contrato y un convenio.

Un contrato se define como aquel acuerdo de voluntades entre dos o más personas para producir o transferir derechos y obligaciones. El Código Civil Federal en su Capítulo 1, define más ampliamente los alcances, derechos y obligaciones que se adquieren al momento de celebrar un contrato.

Los contratos mercantiles se encuentran regulados por el Código de Comercio y demás leyes mercantiles, y a falta de disposición expresa, será aplicable el Código Civil en Materia Federal.

Un convenio es una decisión tomada en común por dos o más personas, por una junta, asamblea o tribunal. También se denomina así a un pacto, tratado o resolución de organizaciones, instituciones, empresas públicas o privadas.

Las diferencias entre un contrato y convenio residen en los beneficios que ambas partes que celebran el acuerdo, mientras que en un contrato una de las partes obtiene una ganancia y la otra obligación, en un convenio ambas partes deben tener una ganancia igual.

Tipos de contratos según las leyes mercantiles

En el ámbito mercantil y de negocios

  • Los contratos de compraventa verificados con propósito de especulación comercial.
  • Los contratos de alquiler verificados con el propósito de especulación comercial.
  • Los contratos de arrendamiento financiero.
  • Los contratos de compraventa de porciones, acciones y obligaciones de las sociedades mercantiles.
  • Los contratos relativos a obligaciones del Estado.
  • Los contratos de suministro.
  • Los contratos de transporte de personas o cosas.
  • Los contratos de comisión o de agencia.
  • Los contratos relativos al comercio marítimo y a la navegación interior y exterior.
  • Los contratos de seguros de toda especie.
  • Los contratos de depósito por causa de comercio.
  • Los contratos y obligaciones de los empleados de los comerciantes en lo que concierne al comercio del negociante que los tiene a su servicio.
  • Los contratos de compraventa que el propietario o el cultivador hagan de los productos de su finca o de su cultivo.


Buenas prácticas empresariales

Los contratos son parte de una buena gestión empresarial, y forman parte de 5 grandes bloques que sitios como LinkedIn Learning identifican, estos bloques son:

1.- Gestión de procesos diarios de producción: El control de tus procesos y sus gastos es muy importante, como la producción, en caso de ser una empresa manufacturera; los precios de insumos, transporte, refacciones, entre otros.

2.- Gestión contable: En el ámbito contable, se debe tener cuidado con el cumplimiento de las normas fiscales, el desconocimiento de éstas no exime a una empresa de recibir sanciones).

Fomenta la comunicación entre tus departamentos comerciales y de administración, te ayudará en aspectos como la facturación o la declaración de impuestos.

3.- Gestión comercial: Tal vez es una de las partes más importantes, ya que tu margen de ganancias depende en gran medida de este aspecto. Piensa que debes invertir en:

• Publicidad en todos los medios posibles (posicionamiento web)

• Cálculos concisos de los gastos de adquisición de clientes y los ingresos

• Capacitación constante

4.- Gestión fiscal: El Compliance es un mecanismo de observancia fiscal y de prevención de lavado de dinero que la mayoría de las empresas están implementando, con el propósito de cumplir con las nuevas disposiciones de la Ley antilavado.

5.- Gestión laboral o Recursos Humanos: El área de Recursos Humanos debe estar bien capacitada para:

• Detección de las necesidades de la empresa

• Reclutamiento

• Recepción de candidaturas

• Preselección de currículums y candidatos

• Realización de pruebas de habilidades

• Entrevistas

Una empresa bien asesorada jurídicamente evita tener muchos problemas con proveedores, clientes y autoridades, sin mencionar los incidentes internos. Busca siempre un despacho o abogado que cubra tus necesidades. Visita mi perfil en Contacta Abogado®, ahí me podrás encontrar a tus órdenes. Extiendo mis agradecimientos a la plataforma por el espacio.





icono like
5 Me gusta

Derecho mercantil

Derecho corporativo

abogados empresas

asesoramiento jurídico

servicios legales

Compartir

Compartir